SOLICITAR INFORMACIÓN
SOLICITAR INFORMACIÓN »

MEDIA

Los grandes operadores logísticos están apoyándose en soluciones modulares para la logística del frío por su eficiencia energética y operativa.

¿Qué es un sistema modular en la logística del frío?

logistics operators are opting for modular solutions for their refrigerated logistics because they are energy and operationally efficient.

Hablamos de un sistema modular para poder disponer de diferentes contenedores isotérmicos de transporte que pueden intercambiarse, añadirse o retirarse en función de las necesidades específicas con que nos encontremos.

¿Cómo pueden los sistemas modulares ayudar a las divisiones de frío de los operadores logísticos?

La logística del frío plantea desafíos muy particulares que han obligado a muchos operadores a crear divisiones específicas para gestionar de manera óptima los envíos de productos a temperatura controlada ¿Cómo lo hacen?

La flexibilidad es la clave de la adaptación, y el embalaje isotérmico pasivo es una forma sostenible y económica de adaptarse a estas necesidades. En este post veremos de qué manera y hasta qué punto los sistemas modulares como CarryTemp de Tempack cambian las reglas del juego.

El problema: la demanda de producto termosensible

Cuando hablamos de mover mercancías ordinarias las dificultades son de sobra conocidas, y las soluciones son, mal que bien, aplicadas de manera universal. Pero cuando se trata de mercancías a temperatura controlada (particularmente refrigeradas y congeladas, pero también calientes o a temperatura ambiente), la cosa cambia.

La demanda de bienes agrícolas frescos, de productos alimentarios refrigerados o congelados, de medicamentos termolábiles y otros bienes cuya integridad está directamente vinculada a la temperatura está en constante crecimiento y además se ha capilarizado hasta extremos inimaginables hace solamente unos pocos años. Resumiendo, garantizar que el producto frío llega frío a cualquier parte no es precisamente sencillo.

La casuística de la logística del frío es diversa y los perjuicios inherentes son irreversibles: la rotura de la cadena de frío no tiene marcha atrás. El reparto al por menor de producto fresco en grandes ciudades no es lo mismo que el envío intercontinental de producto congelado a grandes superficies. Los camiones refrigerados no permiten una distribución eficiente en todos los casos. Así, la viabilidad económica del transporte de este tipo de bienes se ve puesta en entredicho.

La solución: el embalaje isotérmico reutilizable

Era cuestión de tiempo que los grandes operadores comenzasen a apostar decididamente por lo que algunos llaman “vehículos isotermos” para resolver el dilema de la logística del frío. Se trata de un sistema modular que emplea embalajes reutilizables a temperatura controlada de diversos volúmenes y con diversos rangos térmicos dentro de un mismo vehículo.

Estamos hablando, por decirlo de manera coloquial, de un “tetris” de contenedores isotérmicos de transporte que pueden intercambiarse, añadirse o retirarse en función de las necesidades específicas con que nos encontremos. La modularidad nos permite un aprovechamiento mayor del espacio, de las rutas y de los tiempos, las tres claves indiscutibles de la logística actual.

Las otras ventajas asociadas son evidentes. Las soluciones modulares de frío pasivo garantizan un considerable ahorro energético, evitan costosos trámites de certificación ATP de vehículos refrigerados (en tiempo y en dinero) y facilita enormemente el reparto de última milla en medios de transporte tanto convencionales como menos típicos (hasta ahora) por su variedad de medidas, su robustez y su ligereza.

 

¡CarryTemp al rescate!

En realidad, las posibilidades son tantas como casos de uso existen. Encuentra la solución a tu medida para tu negocio, trabajes en el sector que trabajes y sean cuales sean las características de tus servicios.