SOLICITAR INFORMACIÓN
SOLICITAR INFORMACIÓN »

MEDIA

La inflación, en especial en los combustibles, se lo pone difícil a la logística del frío; las soluciones Tempack son soluciones competitivas, ¿las conoces?

Soluciones Tempack: transporte en frío competitivo

packaging-isotermico-tempack

La inflación, en especial en los combustibles, se lo pone difícil a la logística del frío; las soluciones Tempack son soluciones competitivas, ¿las conoces?

Miremos donde miremos podemos ver que la inflación está dando una buena sacudida a la economía mundial. Y para los que estamos involucrados en la logística de la cadena de frío, el alza de algunos precios, particularmente el carburante, se hace notar de una manera evidente y preocupante. La solución está, como siempre, en la competitividad, pero…

Pero, a diferencia de épocas pasadas, esta competitividad no puede implementarse cueste lo que cueste. Hay un límite claro: la sostenibilidad ambiental. En esta encrucijada, creemos que las soluciones Tempack de embalaje isotérmico son una alternativa realmente viable, eficiente y que ayuda a la logística del frío a superar una situación comprometida.

El transporte en frío, ante la tormenta perfecta

Si la subida meteórica en el precio de los combustibles está afectando a toda la economía, tanto de los hogares como de las empresas, en el caso del transporte en frío la situación es todavía más complicada.

Las cifras son mareantes: en el primer trimestre de 2022, el incremento en los costes de un vehículo frigorífico articulado es más de un punto superior la media en el sector, superando el 13 %; el gasóleo es responsable del 37 % de los costes de explotación; el aumento del precio percibido por los transportistas alcanza prácticamente el 6 % de media.

Pero además, los productos perecederos (el mercado propio del transporte a temperatura controlada), como los alimentos frescos y congelados, están conociendo subidas de entre el 10 y el 15 %; de forma que los retailers se ven doblemente afectados por la inflación.

Y encima, ¡sostenibilidad!

Pues sí. Y no por un buenismo de escaparate y RSC, sino por puro instinto de supervivencia: la sostenibilidad ambiental (y, por ende, económica; no hay una sin otra) no consiste sino en hacer los ajustes necesarios para tener la posibilidad de cambiar nuestras formas de vida para mejor y “por las buenas”.

Esta necesidad de adaptación a un nuevo contexto, en particular la de descarbonizar la última milla e invertir para cumplir con el aumento de la demanda y superar las restricciones a la movilidad más contaminante, coloca a muchos negocios (de distribución, de venta online o del pequeño comercio) en una situación verdaderamente difícil.

Este contexto hace que muchos distribuidores y minoristas se vean obligados a buscar soluciones alternativas en otra áreas y partidas financieras dentro de su modelo de negocio. El embalaje es uno de los aspectos en los que hay margen para el ahorro sin perder en calidad de servicio.

Tres ejemplos de soluciones Tempack

Traemos tres casos extraídos de nuestra gama de soluciones de embalaje isotérmico que sin duda facilitan las cosas a las empresas de la logística del frío, conjugando competitividad y sostenibilidad.

  • Greenin RU: Si el embalaje isotérmico reutilizable es el futuro por cuestiones logísticas aparte de económicas, y además está fabricado con materiales reciclados (inlays textiles regenerados), el impacto ambiental positivo está garantizado. Y el impacto en tu imagen de marca, también.
  • PET Thermpack: En determinadas circunstancias solo es posible emplear embalaje isotérmico de un solo uso. Para esas situaciones, este embalaje con inlays fabricados en plástico PET reciclado ofrece alto rendimiento térmico, eficiencia de costes por su ligereza y un ahorro energético del 70 % en su fabricación.
  • Transforming vehicles: Para la distribución urbana, la modularidad es la clave. Convertir un vehículo convencional (sea cual sea) en un vehículo de reparto multitemperatura de forma fácil, rápida y económica da al transportista urbano la versatilidad necesaria para optimizar sus rutas, ganando tiempo y manteniendo la satisfacción del cliente final.