MEDIA

En determinados sectores de actividad, la temperatura de los bienes que se producen, distribuyen o comercializan marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Así, las cajas y contenedores isotérmicos para las empresas de estos sectores son un salvavidas irrenunciable.

Ventajas de los embalajes isotérmicos para las empresas

Isothermical packaging

En determinados sectores de actividad, la temperatura de los bienes que se producen, distribuyen o comercializan marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Así, las cajas y contenedores isotérmicos para las empresas de estos sectores son un salvavidas irrenunciable.

Por otra parte, en Tempack Coldchain Store2Door sabemos que cada sector (y cada negocio) es un mundo con características propias. Al mismo tiempo, algunas dificultades (como pueden ser las de consolidación, distribución, última milla) son, hasta cierto punto, compartidas.

En medio de esta complejidad, podemos identificar las tres grandes ventajas transversales del frío pasivo, indiscutibles sea cual sea el sector, el modelo de negocio o los requisitos logísticos.

Evitan la ruptura de la cadena de frío

Alimentación, restauración, biotech, farma… Si tu actividad está en alguno de estos sectores y trabajas con producto perecedero o termolábil, seguro que la cadena de frío es una de tus preocupaciones más constantes; porque en muchos casos tanto la calidad como la viabilidad del producto se pueden ver comprometidas.

Si el producto sale de su rango de temperatura, tenemos un problema. El momento más crítico está en el transporte a temperatura controlada, cuando el producto cambia de manos, necesita almacenarse (aunque sea durante un periodo de tiempo corto) o entra en distribución capilar.

Los contenedores isotérmicos son un recurso óptimo para pequeños y medianos volúmenes. Su gran virtud está en la posibilidad de adaptar, de forma prácticamente individualizada si es necesario, el embalaje y la temperatura a las características del producto, y no al revés.

Reducen costes

Las altas exigencias técnicas de la logística del frío tienen una razón de ser: si no se cumple con ellas, las consecuencias económicas negativas tienen un gran impacto, a veces en uno, pero con frecuencia en todos los eslabones de la cadena.

Así, para poder responder a los desafíos de distribución actuales, es frecuente tener que recurrir a procesos complejos y costosos, incluyendo almacenes con cámaras refrigeradas, vehículos con equipamiento y certificado ATP, gastos en personal, etc.

Frente a otros métodos o sistemas para el control de la temperatura, que requieren mayores inversiones y mantenimiento, los sistemas de embalaje isotérmico ofrecen a las empresas soluciones con una gran relación calidad-precio que inciden, y mucho, a su viabilidad económica.

Ofrecen flexibilidad y sostenibilidad

En los tiempos que corren, la flexibilidad es una garantía de futuro para cualquier organización. No todos manejamos los mismos volúmenes ni los mismos rangos de temperatura. ¿Qué tipo de embalaje se adapta mejor a nuestras particularidades? ¿Embalajes rígidos o plegables? ¿Embalaje de un único uso o embalaje reutilizable?  A veces hay rutas largas, otras veces no salimos de la ZBE urbana. ¿Tienes requerimientos especiales de packaging? Las soluciones a medida y modulares son la clave de esta flexibilidad.

 

Además, hay otro factor importante para el cliente final (y para el planeta) que supone un gran valor añadido en cuanto a envases isotérmicos para empresas de todo tipo: la sostenibilidad. En un sentido amplio, la posibilidad de utilizar embalaje reutilizable fabricado en materiales reciclados es un gran paso adelante. Otro es la adaptación rápida y eficiente de flotas de vehículos basada en el llamado transporte modular.

 

Hay un envase isotérmico perfecto para ti

Seguro que, conociendo tu caso particular, somos capaces de proponerte la solución más ventajosa para ti y para tu negocio. ¡Consúltanos sin compromiso!